miércoles, 9 de junio de 2010

sobrevivientes




Estos somos nosotros
Los que quedamos con el corazón en la mano,
Aún atontados ante la tragedia que ignoramos

Fieles peones del deseo nos miramos
Nos cuidamos de posibles desengaños y esperamos

Así era, como ellos, que recogen la semilla y construyen
Porque viven por inercia o se destruyen
Entonces tocan el mundo como si fuera la primera vez
Carne con carne, labios con tierra, agua con sal, aire tibio

Es todo lo que les dejaron, las preguntas de un niño
Intentando entender el por qué de todo
Tratando de reaccionar de algún modo al destino
Tratando de curarse mientras curan a otro

mensaje




Hace mucho que no escribo sobre la vida, sobre las caricias que me despiertan y el silencio que desborda de tus ojos

Hace mucho que no escribo sobre los momentos inocuos y las frases perdidas, sobre la incomprensión que muerde en la duda, que entrega, que quita

Cambió todo y yo era la misma, navegando en el gris de las no verdades que no mentían, jugándome el pasado en el futuro, perdiendo lo que no tenía

Preguntándome de quién son mis palabras, quien me las dicta…

Y andaba, quieta, pero andaba detenida, no comunicaba más con las palabras, comunicaba contigo, con tierra, con nada

miércoles, 23 de setiembre de 2009

sujeta



Crezco en un pasadizo y mis raíces se estancan
Crecen como pueden, invaden las paredes
Son arrancadas, despojadas de si mismas
No digo nada que no pueda decirte
Si no hay un cielo que me aterra
No hay un muro que me encierra
Pero lo pensé
No hay nada que pueda decirte con esencia
No sé más a que estoy sujeta

martes, 4 de agosto de 2009

humanidad



Que belleza que nace del tratar de entender la vida,
del amor, de la pérdida
De la condición de humanidad misma
De esa imperfección
Todos somos niños ante este enigma
Todos sin excepción de lengua, color o credo
Tratando de explicar con nuestra ingenuidad
La inmensidad vacía que nos rodea
Tratando de asociar palabras a la materia

viernes, 10 de julio de 2009

paso mi mano sobre tu cabeza




paso mi mano sobre tu cabeza
estás acostado y te miro y pienso
como puedes ser tan bello?
pero más bella aún es la mirada que me devuelves

la verificación de tu existencia
de tu amor devuelto
más bello es saber que te miro y me miras
por lo que ambos estamos sintiendo… saberte

Subo lenta la montaña de tu cuerpo
Y tú me abrazas en mi travesía donde no hay otro silencio ni paradas transitorias
Y así me quedo… segura en tu mirada que me sostiene hasta que cierro mis ojos para esperar tu beso, que sé que vendrá por mí como una bendición a barrer mis tristezas y amarrar mi corazón en un puerto seguro… y cuando el beso llega y me pierdo, el instante eterno en el que te hablo con mi cuerpo, y te digo las cosas más sinceras que sé, las cosas más buenas que tengo, empiezo a creer que la vida es más justificada…

y en eso… el tiempo que no pasa… y yo solo quiero volver para ver que aún estás allí y quedarme contigo en la tranquilidad de tus brazos…

sábado, 27 de junio de 2009

más libres




Hay un momento en nuestras vidas en el que todo parece fluir, un momento mágico en el cuál, finalmente, nos vemos ahí, a punto de realizar nuestros sueños, a punto de ver materializados nuestros esfuerzos, recompensadas las esperanzas.

Estamos hablando, de que aquello que abrazamos, aquello en lo que creímos y nos resguardamos cuando no queríamos seguir, aquello que nos mantuvo firmes y fuertes, vulnerables y abatidos, ESO, nada menos, se nos revela como algo más que un sueño, la posibilidad de ser elegido, como la posibilidad de ser real.

Finalmente nuestras plegarias son escuchadas, nuestros actos respondidos, y el destino pareciera concedernos, como se concede un regalo, las condiciones maravillosas para poder ser quienes queremos ser y no lo que pudimos solos.

Es un momento de sentimientos encontrados. Un momento de claridad, de paz interior, de fe. Un momento ciego, de cambio y miedos.

La gloria parece desmitificarse. Ya no importa entonces cuánto hayamos corrido, cuánto hayamos sufrido, si le dedicamos amor, energía, ganas, dinero, o años y años de nuestras vidas.

Lo que importa es que luchamos por algo que antes no teníamos la posibilidad de elegir y que ahora se volvió elegible.

Que nos abrimos paso a través de obstáculos y desilusiones y que ahora la vida nos otorga como fruto de todo aquello que sembramos el don, el poder, el privilegio, de verlo concretado. Sólo nos queda mirar hacia adelante y sí, disfrutar.

La llave de la felicidad pareciera estar solo a un paso, no nos resta nada más que darle un giro para atravesar expectantes esa puerta. No nos resta nada más que regocijarnos, que saborear el placer de vivir y mirar hacia adelante.

Pero que insólito que es el ser humano. Justo en ese momento en que la meta ya es visible y alcanzable, que cada paso parece un salto, en que la emoción y las lágrimas se mezclan en un canto único: este ser humano inexplicable, pareciera sentir que nada de eso merece. Pareciera realizar todas y cada una de las acciones necesarias para retroceder abruptamente, para desvalorizar el esfuerzo, y resignarse al dolor. Para ir en contra de si mismo, de sus valores, creencias, sueños y hasta sus afectos. En fin, de todo aquello que le da sentido a la vida. En fin, para realizarse un boicot de alto grado hacia su persona.

Algunas personas no saben elegir, otras simplemente temen disfrutar, temen cambiar, ser felices. Algunas personas no aprendieron a ser libres. A entender, que la libertad estaba en sus propias manos y que ellos son los propios herreros de esas cadenas invisibles que tanto los sofocan. Es tanto más fácil responsabilizar al destino, a Dios, a la mala suerte. Es tanto más fácil imputar el sufrimiento a otro y ‘ajenizarlo’, ‘exorcisarlo’, de nuestro ser y de nuestra moral. Pensamos que como tenemos ese tipo de justificaciones no está en nosotros ser felices, que no nos corresponde.

Pero sí, absolutamente todos lo vivimos, y sabemos que ese momento, a veces más frecuente que otras, ocurrió. Todos sabemos que hubo un momento en el que vimos aquello que nos hacía felices, aunque fuera un instante, y lo que hicimos para llegar allí y ser libres. Todos tuvimos la oportunidad de ser felices.

sábado, 20 de junio de 2009

amarte




siempre te amo en la oscuridad
porqué no puedo amarte a plena luz del día?

siempre te amo de verdad,
porqué no puedo amarte de mentira?

siempre te amo en soledad
porque no puedo amarte en compañía?

siempre te amo hasta sangrar
porque no puedo amarte hasta curar mis heridas?

amarte en libertad, nunca captiva
amarte por quedarte, no por inercia
amarte por estar, no por tu ausencia.,.,
amarte, amarte.,.,
amarte, como sea.,.,

 


Depois de Ter Vc - Templates Novo Blogger 2008